Videos

domingo, 30 de agosto de 2015

Inflación y deflación, ¿cómo afectan su dinero?

La inflación y la deflación son fenómenos económicos que ocurren con mucha frecuencia y tienen un impacto en la macro y la micro economía. Es decir, afectan a los grandes mercados y a los países y también a los hogares y las personas. Conozca en este artículo que es la inflación y la deflación y cómo afectan su dinero.

Hay muchas definiciones de la inflación. Si tomamos los elementos comunes de distintas definiciones podemos decir que la inflación es un fenómeno económico caracterizado por el aumento sostenido de los precios de bienes y servicios expresado en un indicador porcentual conocido como Indice de Precios al Consumidor, IPC.

El Instituto Nacional de Estadísticas realiza encuestas permanentes para determinar el valor de una canasta de productos presuntamente representativa de los consumos habituales de las familias. La variación de precios al alza es un IPC positivo que señala el porcentaje en que han aumentado los precios. Este aumento sostenido de precios provoca un deterioro en el poder adquisitivo de los ingresos, es decir de los sueldos, salarios y pensiones de las personas.

El aumento de precios de bienes y servicios ocurre por diversas causas, pero lo habitual es que la demanda de productos sea mayor que la oferta, es decir, la disponibilidad de bienes y servicios en el mercado. La mayor demanda hace subir los precios y eso deteriora el poder adquisitivo de la moneda pues los consumidores necesitan cada vez más dinero para comprar lo mismo. Una forma de ajustar este proceso es aumentando los ingresos en porcentajes similares al aumento de la inflación.



Sin embargo, no siempre ocurre el fenómeno denominado inflación. Puede ocurrir que los consumidores no estén demandando productos en el mercado y la oferta de los mismos sea abundante. En este caso, los precios tienden a mantenerse o a reducirse pues los proveedores, es decir, las empresas o comercios, necesitan vender. Si hay una baja sostenida del precio de muchos productos o de algunos muy importantes en el consumo de las personas, entonces el índice de precios al consumidor será negativo y tendremos el fenómeno denominado deflación.

Se suele pensar que la inflación es mala pues deteriora la capacidad adquisitiva del dinero, afectando a los consumidores, y que la deflación es positiva pues revaloriza la moneda. Sin embargo, ninguno de estos fenómenos es bueno o malo por sí mismo, pero suelen ser negativos cuando las variaciones de precios son bruscas, muy pronunciadas y durante periodos largos de tiempo. Lo anterior genera inestabilidad en la economía general con diversos efectos que analizaremos en otros artículos sobre economía y consumo.

Revisa el video del Banco Central Europeo adaptado por el Banco Central de Chile para entender más de las variaciones de precios que se manifiestan como inflación o deflación.